América, Viajeros Itinerantes

✧ Al otro lado del océano

«La magia de los viajes suele sorprendernos cuando menos lo esperamos. Gara Alom, de @aquihemosvenidoaleer, sabe muy bien lo que es dejarse llevar por esa magia en un país extraño que acaba, inevitablemente, ocupando un lugar importante en tu corazón. En su precioso relato nos cuenta cómo vivió el que sin duda ha sido el viaje de su vida… al otro lado del océano»».

Gara Alom, viajera itinerante en Cuba

Mi nombre es Gara y nada me hace tan feliz como viajar con mi familia. Hace años, hubo un viaje que lo cambió todo. Que me hizo consciente de quién era y de quién quería ser. Si me acompañas, será un placer contarte qué hizo de Cuba un viaje diferente.

¿Has sentido alguna vez esa sensación de llegar a casa al poner un pie en un lugar donde nunca has estado?

Sientes la naturaleza que te abraza, la arcilla húmeda acogiéndote, escuchas el meneo de las hojas de los árboles, el golpe de las frutas al caer… y sabes que el tiempo se ha parado. Sabes que tu tiempo allí es un regalo.

Cuando nuestro MG plateado, absolutamente fuera de lugar, enfiló el camino de tierra que lleva hasta la Casa de Mily, en Viñales, yo lo sentí. Lo supe. Supe que aquel lugar marcaría un antes y un después en nuestras vidas y que ya nunca habría vuelta atrás. Supe que mis hijos no lo iban a olvidar, que aquella vida, aquellos días, se quedarían tatuados en sus almas para siempre.

Gara y Mily en Viñales, Cuba
Gara y Mily en Viñales, Cuba.

Y así fue, disfrutamos de tardes cubiertas con el sonido de las risas de los niños jugando descalzos en la calle, sin ningún juguete y con toda la imaginación. Por unos días, nos bajamos de la rueda de ratón de nuestras vidas y supimos que, al menos en aquel paréntesis, por aquellas condiciones, era posible.

Y no sentí aquello por el hecho de poder perder la vista en la inmensidad de los mogotes; unas impresionantes colinas de laderas empinadas que te recuerdan tu insignificancia y la magnificencia de la naturaleza. No fue por la paz de su paisaje, donde las gallinas campan a sus anchas y los vecinos arreglan sus techos o aran sus campos con paciencia bajo el sol mientras tú solo vives, respiras, observas.

Descartado queda que fuera por la oscuridad que te atrapa entre estalactitas mientras cruzas en barca la Cueva del Indio, para después dejarte cegar por la luminosidad absoluta. Ni siquiera fue por la historia de esclavos huidos que nos sobrecogió en el palenque de los cimarrones, donde descubrimos la valentía del ser humano y su crueldad; ambas inconmensurables.

Puros en Viñales en Cuba

Tampoco fueron los trabajadores incansables del tabaco, tejiendo a mano las miles de hojas secas de los puros, de cuya ingrata elaboración tanto sabemos en mis islas también. Con seguridad, desecho que marcaran la diferencia las noches de salsa en la Asociación. Las sonrisas, la música, las faldas al vuelo, los pies descalzos, el roce suave de la piel de todos los colores…

Lo que realmente nos calmó por dentro fueron el olor del vergel y el sabor del daiquiri, mientras nos sumergíamos en aquellas mecedoras con vistas a la vida. Las tardes en el porche de Mily compartiendo una existencia diferente. Departiendo sobre la infancia, los valores, la supervivencia, la revolución… Charlas sobre sueños y realidades; maravillosas, divinas charlas.

Algo cambió en nosotros en aquel porche y sé que, al otro lado del océano, en una isla mayor repleta de cascadas y manglares, donde la vida es tan terriblemente diferente, también se encuentran nuestros amigos; también se encuentra nuestra casa.

Viñales en Cuba con Gara Alom

Gara Alom, de @aquihemosvenidoaleer 

Instagram: @aquihemosvenidoaleer

*Alquiler de la casa de Mily en Viñales: https://air.tl/LP7PzSxg

¿Conoces Cuba? ¿Has pensado en viajar al país? No olvides dejar tu comentario a continuación. ¡Me encantará conocer tu opinión sobre este artículo y tus fantásticas experiencias viajeras!

¡Tú también puedes ser un viajer@ itinerante y publicar tus aventuras en este blog! Descubre cómo participar y al resto de viajer@s haciendo click aquí. ¡Te esperamos!

¡Comparte este artículo con tus amigos y familiares 😉!

Publicado por Viajer@s itinerantes

Viajer@s itinerantes de todo el mundo nos cuentan sus itinerarios, anécdotas y consejos de viaje. Disfruta con los estupendos artículos de tus nuevos amigos viajeros. Si quieres participar en la sección Viajer@s del blog, escríbeme a info@itinerarioparaitinerantes.com. Publicaré y promocionaré tus textos y fotos. ¡Te estamos esperando!

¡Deja un comentario! 😊

Me encantaría conocer lo que piensas sobre este artículo. Pregunta lo que quieras, añade más información del destino o tema tratado... ¡Tu opinión es muy importante!

3 thoughts on “✧ Al otro lado del océano”

  1. Vero dice:

    Me encantan éstas historias de viajes transformadores porque creo que viajar siempre te hace evolucionar a mejor de múltiples formas distintas y que un viaje llega a ti, no cuando tú lo escoges, sino cuando realmente lo necesitas.
    Enhorabuena a Gara por su forma de transmitir todas las emociones y sensaciones que le provocó la experiencia, ha sido como vivirlo un poco como si estuviera allí.
    Abrazos Cris!!

    1. ¡Muchas gracias, Vero, por tu comentario! Gara escribe de forma maravillosa y, efectivamente, te transporta con sus palabras a los lugares que relata. En esta ocasión, su emotivo texto lleno de reflexiones nos recuerda la importancia de viajar para nutrir nuestras mente y alma. Me alegra mucho que lo hayas disfrutado y espero que Gara se anime a publicar más artículos en el blog 😉. Si quieres, puedes seguir sus publicaciones en Instagram sobre comentarios de lecturas y diferentes temáticas literarias en la cuenta @aquihemosvenidoaleer. ¡Estoy segura que te van a gustar! Besos grandes, amiga 😘.

  2. Gara Alom dice:

    Gracias Vero por tus palabras. Me hace mucha ilusión haber sido capaz de transmitirte los sentimientos tan profundos que supusieron para mí las tardes en aquel porche en Viñales. Hace poco que he retomado la escritura y estoy muy feliz por la oportunidad que me ha brindado Cristina de compartir mis emociones con todos ustedes. Un fuerte abrazo. Seguimos viajando y leyendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *